19 enero 2014

Así nació Ratucos y damos un paso más

Aviso, es una entrada larga, pero si quieres quedarte a leerla, te cuento como nació nuestra empresa y las andaduras de estos casi dos años de aventura empresarial.

Nos remontamos a principios del año 2010. Yo estaba embarazada y me apunté a un cursillo de Patchwork en Soria (ciudad pequeña de 40.000 habitantes y que yo conozca hay una mercería "grande" y dos pequeñitas, una tienda de telas de las de toda la vida y una tienda que empezaba de Patchwork. Esto es lo que había y hay en Soria en la actualidad, os lo explico para que luego entendáis el nacimiento). Pude ir a tres clases y luego tuve un ingreso por amenaza de parto prematuro y no volví a tener más contacto con clases. Nace mi hijo y como soy un poco culo inquieto una tarde se me ocurrió hacerle una camiseta con su nombre. Por aquel entonces ni Facebook ni nada por el estilo, algunos blogs y nada más que yo conociese.

Le hago la camiseta a mi hijo y por aquel entonces participaba en un foro de mamás que éramos como una piña y empezó eso de "que mona, yo te pago y hazme una para mis niñas", "pues yo también quiero" y a lo tonto ese verano ni me acuerdo las que hice, pero me quedé con que vendí más de 120 camisetas entre las amigas del foro. Llegaron las Navidades y empezó el desfile de toallas y mis visitas a la tienda de telas de Patch eran continuas y me cansaba de ver siempre lo mismo, así que llegó el día 07 de Enero de 2012 y se me dio por comprar telas fuera de España, concretamente en EEUU. El primer pedido genial, pero por aquel entonces se jugaría el Mundial de Fútbol y en Aduanas se establecían un montón de control de paquetes. Primero, para evitar falsificaciones procedentes de otros países y porque por cada paquete que para Aduanas y Correos hay que pagar sus derechos, así como el IVA y si te pasas de 150 € toca pagar aranceles. El primer envío genial, el segundo y  tercero genial, pero con Aduanas topamos y con la comisión de Correos también, así que abrí un perfil de Facebook en el cual me dedicaba a importar telas y las vendía a la gente que me las pedía. Esto empezó en Enero y en Abril recuerdo que llegó una noche en la que me sentí tan sumamente agobiada que le dije a mi marido al llegar a la cama "que sepas que se acabó Telas de importación, estoy harta del lío que tengo entre manos".

Por aquel entonces esto era un hobby. Yo traía telas, pagaba con lo que sacaba los gastos de Aduanas y a su vez podía traer telas para mí y todo hay que decirlo, me financiaba la locura de hacer camisetas. Yo trabajaba con un perito de siniestros y mi marido también tenía su trabajo. No vivimos en una gran casa, todo lo contrario y tampoco tenía la necesidad económica de montar ningún negocio para poder vivir o complementar en casa la economía familiar. Pero vuelvo a repetir que soy culo inquieto y sobretodo muy, muy cabezona y si algo lo quiero hasta que no lo consigo no paro (que se lo digan estos días al que duerme a mi lado). Pues eso de "se acabó Telas de importación" se transformó en "y por que no montamos una tienda de telas y mercería". Javier (mi marido) estudió Empresariales y su trabajo gira en torno a números y administración de empresas y me decía que no acaba de verlo. El caso es que yo le decía "venga, este año no nos vamos de vacaciones y con ese dinero lo intentamos" ¡ ilusa de mí ! que yo pensaba que con esos 1.000 € más un poco que podía sacar de la cuenta personal podíamos empezar ¡ ja ! ¡ ja ! y más ¡ ja !

El paso definitivo lo di un viernes que se quemó literalmente el ordenador de la oficina donde trabaja y mi jefe estaba en Madrid, así que me fui con la CPU al SAT que justamente está al lado de Hacienda.

- Mariano, he dejado el ordenador a reparar ,pero no saben si me lo podrán dar esta mañana
- Pues nada, tómate la mañana libre (un cielo mi jefe, anda que no lo hecho de menos. Es de esa clase de personas que todo el mundo desearía tener como jefe, Mariano, no sabes lo que tú has sido para mí, tanto él como su mujer e hijos, un cielo todos ellos)

Pues nada, mañana libre, una idea que te ronda la cabeza, Hacienda al lado del SAT, FOES, SEGURIDAD SOCIAL (es lo bueno de Soria, que en un paseo de 5 min haces todos los recados en todas las Administraciones) y al llegar a casa lo primero que hice fue soltarle a Javier ¡ montamos la tienda, quiero intentarlo, quiero saber si puede funcionar o no, déjame intentarlo ! y como sabe que a cabezona no me gana nadie, pues ale, que la niña haga lo que quiere, total, siempre lo hace.

Y en el mes de Abril empieza a cocinarse la aventura de Ratucos. Ni idea de proveedores, ni mayoristas de mercería ni de tiendas del sector, parto de 0 y sin ayuda de nadie excepto de una clienta que me dio el nombre de un mayorista de mercería, pero excepto eso, ni idea de nada. Ese mayorista de mercería tenía un comercial que a su vez llevaba un mayorista de telas y así empezamos, con dos cajas literales de telas y cuatro piquillos como yo digo. Los 3.000 € que yo contaba al principio se convirtieron en casi 8.000 € que salieron de nuestros ahorros y ¡ no teníamos nada !

El día 02 de Mayo a las 15:00 hs fue visible www.ratucos.com. Recuerdo que esa mañana firmé en la Ventanilla Única Empresarial el alta en Hacienda y en la Seguridad Social y el día anterior que era festivo se estropeó el módem de casa, sin Internet, con cosas que montar en tienda. A las 12 del mediodía no teníamos Internet y no podíamos abrir a la hora programada que eran las 15:00 hs pero finalmente llegó el ruter, pudimos terminar y sobretodo, abrir a la hora prevista. Recuerdo que lloré lo que no hay escrito a las 15:01 hs, Ratucos veía la luz, días de mucho esfuerzo y nervios.

Los primeros paquetes, un desastre. Vuelvo a decir que yo tampoco andaba por los mundos de Facebook y ni tenía idea de Packaging ni nada por el estilo. Los primeros paquetes fueron en unas bolsas blancas, tipo las de los bocatas, que me vendió una mercería de Vigo (fijaros los comienzos y el no saber). Luego nos pasamos a un papel de regalo fucsia que cuando veía las fotos de como llegaba me daba aún más vergüenza, luego un papel verde de regalo que era más duro y un día que tenía que envolver mercería  se me dio por coger un rollo de celofán que había por casa y oye, que bonito el paquete, así que celofán y le añadimos nuestra rafia fucsia y con el tiempo la tarjeta con el logo, pero anda que no hemos dado pasos para llegar a nuestra presentación oficial.

Había días que se hacían dos pedidos, otros ninguno, otros 5 y luego otra vez nada. Siempre hemos tenido claro que esto ha nacido de no tener ninguna necesidad económica y por ello el lema es no endeudarse. Que hay dinero, se compran telas y mercería, que no hay dinero no se compra y sobretodo si mañana no se vende, no tener el agobio de pagar letras y no deberle nada a nadie. Prefiero crecer lento como hemos crecido que no por tener querer tener mucho no dormir o bien tener que adoptar estrategias comerciales que van en contra de mis principios.

Han pasado casi dos años desde que abrimos nuestra tienda y os aseguro que no hace ni medio año que cobro un sueldo de mi empresa. Con esto quiero decir que absolutamente todo lo que se ha ganado se ha vuelto a invertir en la tienda. Que comenzar es duro, muy duro, que además si necesitas sacarte un sueldo por pura necesidad te diré que en mi caso no era posible, porque lo poco que se ganaba se volvía y vuele a invertir.

El primer centro de operaciones de Ratucos fue la habitación de invitados que está pegada al salón, así que el salón se convirtió en la mesa de corte y preparación de envíos. En el 2012 también me quedé embarazada de mi tercer hijo y un mes antes de nacer y a la vista que venían mis suegros a ayudarnos el ultimátum fue " o me dejas tu caseta de herramientas (esa que está llena de ....., trastos y demás cosas de "por si algún día la necesito"), o me da algo y a tus padres más cuando vean este circo. A regañadientes, jurando en hebreo y de mala uva todo el día accedió a limpiar la caseta, pintarla y montar el pequeño taller. Menos de un mes me faltaba para dar a luz y allá que nos fuimos todos a Ikea a comprar estanterías y luego a montarlas y trasladar las poquitas piezas de tela que teníamos por aquel entonces. Esa fue la segunda etapa de Ratucos.

En el mes de Febrero cogí la baja y en Abril nació mi tercer Ratuco. En ese momento, un año después de abrir quizás empezó a funcionar la empresa, o al menos a despegar. Vas conociendo mundos que hasta ese momento ni sabías que existían, hablas con unos y con otros, una te dice porque no traes esto, la otra que necesita lo otro y entre todas montamos el granero. 2013 ha sido un año de mucho, mucho trabajo. Momentos complicados a nivel familiar, me rompí una mano en el intento de buscar una hora para mí sola, de intentar desconectar de la tienda, hijos, maridos y demás. Primera clase y a la media hora me rompí el radio, así que me he pasado 2 meses con una escayola y aún así trabajando para sacar todo al día. Recuerdo un martes que había follón de pedidos y hacía una semana que me la había roto y el miércoles desde urgencias llamar a mi padre que por favor se viniera a ayduarme, un cuadro. Hemos cerrado un año duro de trabajo y cuando brindé porque se fuera a tomar aire el año y dejar de una vez todas las cosas malas vividas como son el ERE de mi padre, fallecimientos, el cáncer de mi tía (que ha superado, un ejemplo más de que un cáncer de mama no significa muerte aún teniendo toda la mala suerte y todo el abanico de enfermedades más raras del mundo bajo tu cuerpo, el desgaste de pareja.....(me emociono, mamá quien te iba a decir a tí que cuando tú me decías que estaba loca por meterme en todo esto...Papá que gran ejemplo de trabajador y luchador aunque la vida no se haya portado bien, pero que orgullosa me siento de devolverle la bofetada que nos dio la vida hace 20 años)

Este año 2014 nos ha deparado un nuevo cambio en nuestra empresa, un paso más y he de decir, sinceramente, que me asusta, me ha robado un poco de tranquilidad pero necesito distanciar un poco la tienda y mi vida personal porque Ratucos se está llevando un poco mi vida personal y quiero ponerle freno. El día 01 nos mudaremos al Centro Empresarial MR de Golmayo-Soria. Es un edificio empresarial al lado del Centro Comercial más grande de la provincia de Soria (lo de grande aquí es mini en cualquier otra ciudad, pero al menos tenemos ya firmas del Sr. Amancio que hasta hace 9 años eran impensables en una ciudad como Soria) y sobretodo esta aventura no la inicio sola, sino en la compañía de Doria.

Dorina se cruzó en mi vida en el mes de septiembre y como yo le digo quisiera saber quien te envió a ti para acompañarme en esta aventura y que falta me hacías. Dorina me ayudaba hasta ahora en llevar mi casa adelante, pero en su anterior vida fue la responsable de una fábrica textil, pero la vida da muchas vueltas y hoy estás arriba y mañana abajo. Dorina no tiene 20 años ni 30, es una persona curtida y como yo le digo, mi segunda madre en Soria. Me encanta verla cuando viene al taller a ayudarme, lo bien que se maneja cortando y que ella sola se ponga a ordenar todo sin que nadie le diga nada. Me ayudó cuando me rompí mi mano y con ella quiero iniciar esta aventura.

Siento miedo, siento la responsabilidad de que de mi trabajo va a depender que coma una familia y me asusta no sabéis cuanto. Nunca sabes cuanto vas a vender al día siguiente y aunque empezamos a rodar, nunca se sabe. Ahora sí que hay unos gastos que antes yo no tenía por tener el taller en casa pero mi lema es "si no lo intentas no sabes si va a funcionar y nunca te quedes con la cosa de saber si hubiese salido bien".

El resumen de toda esta aventura.

Ilusión, trabajo, trabajo, trabajo y más trabajo. No ver un mísero euro ni para comprarte un ordenador para la tienda, invertir otra vez todo lo que ganas, ser honesta con tus clientes y contigo misma. Si crecemos, crecemos todos. Si crecemos podemos comprar directamente a fábrica y podemos ofrecer mejores precios (Lola, no me regañes anda, por volver a justificarme, prometo que es la última vez) y sobretodo, tratar a tus clientes como quisieras que te trataran a ti.

Durante estos dos años he perdido muchas cosas a nivel personal, pero he ganado también muchas alegrías y confianza. He visto nacer proyectos de artesanas que hoy son realidades como los de Lola, Alejandra y proyectos que se matelizarán este año como el de Alicia y espero que Carmen deje de una vez su odiosa oficina y se dedique ya en serio a eneseñaros las monerías que hace (y no sabéis lo bien que hace culetines y conjuntos de bebé).

Gracias por llegar hasta aquí, que tiene mérito. Gracias por ser parte de Ratucos y si aún no lo eres, dame la oportunidad de que nos conozcas.

Y por cierto, Ratucos se llama Ratucos porque así era como yo llamaba a mis hijos y odio buscar nombres para las cosas y sino fijaros en los nombres de las telas, que no les pongo números porque Javier no me deja, que sino todas se llamarían igual que la referencia. Una vez una clienta me dijo que en Cantabria los "Ratucos" son los ratitos y una sonrisa afloró. Los ratucos que cada una pasa con nuestras telas y mercería, ratucos de costura. Me encantó nuevamente el nombre de mi empresa, RATUCOS.






8 comentarios:

cosasparachicas guapas dijo...

Patricia, me encanta tu historia, me alegra ver que tus sueños se han hecho realidad.

MAYTE dijo...

Madre mia q historia tan bonita, me alegro mucho q todo salga bien y acmiro tu valentia...son tiempos muy difíciles . Gracias por contárnoslo nis hace seguir para delante.
Un beso ( en face soy maitesolagua)

MAYTE dijo...

Madre mia q historia tan bonita, me alegro mucho q todo salga bien y acmiro tu valentia...son tiempos muy difíciles . Gracias por contárnoslo nis hace seguir para delante.
Un beso ( en face soy maitesolagua)

El Baul de Ainhoa dijo...

Hola Chiki buenos días!!!! Una entrada larga siii pero me ha encantado de principio a fin, definitivamente un ejemplo de trabajo, perseverancia y confianza en ti misma que nunca viene sólo cuando tienes el apoyo incondicional de los q t rodean.

Mi primer pedido si mal no recuerdo fue en junio-julio 2013 y aqui estoy contenta y agradecida por haberte encontrado, por el trato personalizado , por contestar siempre a las dudas q tengo y por la rapidez y la puntualidad con la q llegan mis pedidos.!!!!!


Un beso enorme y q sigan los éxitos!!!!

Ana Castillo
Diadema Baúl de Ainhoa

El Baul de Ainhoa dijo...

Hola Chiki buenos días!!!! Una entrada larga siii pero me ha encantado de principio a fin, definitivamente un ejemplo de trabajo, perseverancia y confianza en ti misma que nunca viene sólo cuando tienes el apoyo incondicional de los q t rodean.

Mi primer pedido si mal no recuerdo fue en junio-julio 2013 y aqui estoy contenta y agradecida por haberte encontrado, por el trato personalizado , por contestar siempre a las dudas q tengo y por la rapidez y la puntualidad con la q llegan mis pedidos.!!!!!


Un beso enorme y q sigan los éxitos!!!!

Ana Castillo
Diadema Baúl de Ainhoa

Isabel Soto dijo...

Que bonita historia...!!!! Te felicito

Teresa Tinoco de Castilla dijo...

Buenos días Patricia, me Encanta tu historia, gracias, muchas gracias por contarla, esto me anima ha seguir adelante, en este mundo. Un beso y te mereces toda la suerte del mundo.

CRISTINA dijo...

Antes de nada decir que soy muy llorona,me he emocionado mucho con tu entrada. Me encanta leer que las personas decididas y trabajadoras ven cumplidos sus sueños, me gustaría desearte toda la suerte del mundo en esta nueva andadura, yo seguiré contando contigo para la compra de mis telas, que este 2014 sea el año del arranque definitivo de Ratucos, te lo mereces. Bicos Cris

¡ Prepara la vuelta al cole ! Telas para batas y babys

Aunque estamos disfrutando del verano, septiembre ya está en el horizonte y por ello te ayudamos a preparar la vuelta al cole con una...